Quién vela por la seguridad de tu empresa

En estos tiempos, contar con sistemas y equipo de seguridad para proteger tu negocio ya no es un lujo ni una exageración, sino una necesidad. Con los índices de delincuencia que se registran actualmente en prácticamente todas las ciudades del país, no se puede prescindir de este tipo de apoyo, pues ya no sólo está en juego la seguridad del equipo y los bienes de la empresa, sino las vidas de todos los que colaboran o se vinculan con ella.

Desafortunadamente, la corrupción se cuela en todos los ámbitos y las empresas que brindan servicios de seguridad privada no son la excepción. Hay personas que se infiltran en este ámbito sólo para acercarse a los clientes, conocer las debilidades en la seguridad de sus empresas y aprovecharse de ellas para cometer fraudes o atracos.

Por eso, las Secretarías de Seguridad Pública de los distintos estados de la República cuentan con un registro de las agencias de seguridad privada que operan en su entidad y emiten recomendaciones para contratar este tipo de servicios, sin que esto implique correr mayores riesgos.

Para que la seguridad de tu empresa realmente quede en buenas manos, investiga y valora muy bien los siguientes puntos antes de la contratación:

Seguridad-Privada

  1. Registro ante la Secretaría de Seguridad Pública del Estado

Un registro vigente garantiza que la empresa cumple con los requisitos indispensables para operar en tu entidad y que no ha sido objeto de multas, sanciones o suspensiones por acciones inadecuadas. La Secretaría de Seguridad Pública Federal también otorga un registro a las empresas, pero éste puede ser insuficiente en algunos estados. En la Ciudad de México, por ejemplo, es necesario que el registro se haya hecho ante la autoridad local.

  1. Seguros de responsabilidad económica y civil

En el cumplimiento de sus funciones, las empresas de seguridad pública pueden causar daños a terceros y si éstas no tienen pólizas vigentes y en orden, la responsabilidad de reparar los daños podría caer en el contratante. Para que no pagues las consecuencias de esta omisión, pide a las empresas que estés considerando que te informen de las pólizas y coberturas con las que cuentan.

  1. Personal capacitado

Tanto el personal que visitará la empresa para evaluarla y hacer instalaciones, como el que permanecerá en ella (si es el caso), debe estar adecuadamente capacitado para llevar a cabo sus labores. También es conveniente verificar que los elementos no tengan antecedentes penales ni hayan sido multados o suspendidos por cometer alguna falta en el cumplimiento de su deber.

  1. Valoración de riesgos

Cada empresa tiene necesidades distintas, que varían en función de su actividad, ubicación, número de empleados, bienes y equipo con los que cuentan y horarios de trabajo, entre otros aspectos. También se deben tener en cuenta las vulnerabilidades, es decir, los puntos débiles en las instalaciones o en el modo de operar, que podrían dejar una puerta abierta a la delincuencia. Una buena agencia de seguridad hará una valoración de riesgos y recomendará la tecnología y los métodos adecuados para cada cliente.

  1. Tecnología a la vanguardia

Tal vez tu negocio no necesite un moderno sistema de video vigilancia o de alarmas, pero cualquier apoyo tecnológico que la empresa de seguridad recomiende, debe ser el mejor en su categoría.